Recomendaciones 

  • Si al adquirir su nuevo colchón le resulta demasiado rígido o blando  no se preocupe, puede tardar aproximadamente 10 días en adaptarse a él, o mejor dicho, que el colchón se adapte a su cuerpo.
  • Todos los materiales nuevos desprenden un olor particular que va desapareciendo con el tiempo. Airee y aspire el colchón para eliminar el olor más rápidamente.
  • Los colchones de látex, viscoelástica o espumaciones son susceptibles de ser doblados y enrollados, sin que esto perjudique en absoluto las cualidades, características o prestaciones de los mismos, siempre que se realice de forma puntual.
  • No saltar o ponerse de pie sobre el colchón.
  • Doblar las esquinas del colchón puede resultar perjudicial.
  • Una base en malas condiciones dañará su colchón.
  • Es aconsejable mantener limpio y protegido el colchón de la humedad y agentes externos con una funda de protección adecuada.
  • Es importante y recomendable la utilización de una base, somier o canapé de la misma casa y de la misma medida que el colchón.
  • Los colchones con núcleo de látex precisan de un especial mantenimiento: airee y voltee el colchón semanalmente; cambie la posición de cabeza a pies y de arriba abajo para alargar su vida útil y evitar la formación de humedades. No use fundas plásticas o que no permitan que el núcleo transpire.
  • Los colchones viscoelásticos deben airearse con una frecuencia de dos a tres meses, cambiando su posición de cabeza a pies y de pies a cabeza.
  • Los colchones de muelles no puede doblarse ni usarse en somieres articulados.
  • Incluso los mejores colchones se vuelven menos confortables con el paso del tiempo, y todos acumulan polvo y ácaros con el paso de los años. Por eso, aunque Colchones Valencia garantiza sus colchones hasta con 8 años de garantía (según modelos) le recomendamos cambiar su colchón cada 8 – 10 años.
Volver >>