Somieres articulados

Un somier articulado tiene la parte superior e inferior móvil de modo que se puede ajustar a un número diferente de posiciones.

Para las personas con cierto tipo de problemas en la espalda, el dormir en una cama ajustable que se coloque con una inclinación leve (de 30º a 45º, por ejemplo) puede ser cómodo, con el torso colocado más arriba que las extremidades inferiores y una cierta ayuda debajo de las rodillas para doblar las rodillas a un ángulo leve. La combinación de la pendiente superior del cuerpo y de la ayuda de la rodilla puede ayudar a aliviar algo de tensión de la parte posterior más baja. A condición de que la persona esté cómoda de este modo por la noche, esta posición puede dar soporte a las curvas de la espina dorsal y aliviar la presión en el cuerpo entero.

En función del número de posiciones que proporcionan, se distinguen los siguientes tipos:

  • Cama de dos planos. on una sola articulación, tan solo se mueve el segmento del tronco y la cabeza quedando fijo el de las piernas. Se usa para facilitar la incorporación en el lecho..
  • Cama de tres planos. Con dos articulaciones, se mueven tanto el segmento del tronco como el de las piernas quedando fijo el plano de las caderas. Permite diversas posiciones: sentado para leer, comer o ver la televisión;con las piernas elevadas para facilitar el retorno de la circulación;sentado y con las piernas elevadas.
  • Cama de cinco planos. Consta de tres articulaciones. Se diferencia del anterior en que el segmento de las piernas tiene un doble movimiento, vertical de la rodilla a la cadera y horizontal en la parte inferior del cuerpo. De este modo, se alcanza una mejor posición de descanso al permitir doblar las piernas en la posición de sentado.

 

El somier articulado no admite colchones de muelles. Pueden usarse con colchones de látex, de viscoelástica articulados o de espuma HR articulados.

Es preciso mencionar que la articulación del somier siempre se deberá realizar desde la posición totalmente plana y con el durmiente tumbado sobre el colchón. Nunca se siente sobre partes ya articuladas.

El mecanismo de articulación puede ser manual o accionado mediante un motor eléctrico.

 

Mantenimiento: Los somieres articualdos no deben arrastrarse ni moverse sin levantarlos totalmente; debido a su peso las patas podrían sufrir daños tras estas operaciones. Colchones Valencia pone a disposición de nuestros clientes patas especiales con ruedas para tal fin (consulte a nuestros comerciales). La garantía de Colchones Valencia no cubrirá daños relacionados con lo anteriormente mencionado.

Volver >>